Buscar este blog

lunes, 24 de agosto de 2009

Un vertido contaminante en un río causa la muerte de centenares de peces

Un vertido contaminante en un río causa la muerte de centenares de peces


24/8/2009
LA VOZ DE GALICIA

Un vertido de origen por ahora indeterminado provocó la muerte de centenares de peces en el río Sarria, en el municipio lucense de este mismo nombre. El Seprona de la Guardia Civil investiga la procedencia de la contaminación, que afectó al tramo del río que pasa por la parroquia de Céltigos, aguas abajo del casco urbano de Sarria.

El vertido debió de producirse el viernes, aunque los peces muertos no empezaron a aparecer, al menos de forma masiva, hasta el sábado. Un vecino contaba ayer que el viernes por la mañana el agua bajaba con una coloración extraña, pero que el sábado ya estaba completamente enturbiada y con un tono blanquecino.

Según fuentes vecinales, operarios de la Xunta empezaron a recoger los peces muertos el sábado por la tarde. «Levaban cestos cheos a rebosar», explicaba uno de ellos. Interrogados al respecto, portavoces de la Consellería de Medio Ambiente declinaron ayer facilitar información porque el río Sarria es competencia de la Confederación Hidrográfica del Miño. En cualquier caso, los vecinos aseguran que en la recuperación de los cadáveres intervino personal de la Xunta. El sábado acudieron incluso brigadistas de cuadrillas contraincendios y ayer se presentaron en el lugar cinco vehículos oficiales de la Xunta con operarios equipados con trajes de neopreno, que acabaron de limpiar el río. Por la tarde, apenas quedaban una decena de peces sin recoger antes de la presa de Céltigos.

Las autoridades tratan de determinar ahora el origen del vertido. Aguas arriba de esta parroquia se encuentran dos depuradoras de aguas residuales -la del casco urbano de Sarria y la del polígono industrial de Morelle- y una fábrica de quesos. En Céltigos no hay ningún precedente de una mortandad de peces de esta envergadura.

1 comentario:

pabloberpose dijo...

dentro de pouco non vai a ver troitas