Buscar este blog

sábado, 25 de julio de 2009

Y OTRO...............

Un vertido contaminante en el río Rons alcanzó ayer las Marismas de Alba dejando, a su paso, un centenar de truchas y anguilas muertas. Se trata además de un entorno de especial riqueza paisajística que aspira a ser registrado como Espacio Natural de Interés Local (ENIL).

Alrededor de las once de la mañana, operarios de la concejalía de Medio Ambiente Natural detectaron una mancha "con un olor desagradable y una buena cantidad de espuma", sin coloración pero con un aspecto turbio, según destacaron desde el Gobierno municipal.

Tras dar parte al Servicio de Protección de la Naturaleza, a la Guardia Civil y a las policías local y autonómica, los propios trabajadores municipales tomaron las primeras muestras de agua. Las primeras pesquisas no permitieron averiguar el punto de origen, pero se estima que el vertido podría haberse producido durante la noche como un hecho puntual.

No hay comentarios: