Buscar este blog

martes, 16 de enero de 2007

De Ríos y Peces

Galicia es el país de los mil ríos, que sin ninguna duda en otros tiempos estuvieron llenos de peces, truchas, reos, salmones, lampreas, anguilas… Los pescadores mas veteranos cuentan que se pescaban muchas truchas y llegar a casa sin el cesto repleto era cosa poco habitual (para los más hábiles claro). Hoy la situación pinta muy distinta por muchos factores:

· Las poblaciones cercanas a los ríos, cada vez son más grandes, lo que lleva a que los vertidos urbanos cada vez sean mayores.

· Las depuradoras no funcionan como debieran y en otros casos no existen.

· La vegetación de ribera es (en algunos casos) excesiva, impidiendo que los rayos del sol penetren en el río, lo que contribuye a que en esos tramos la vida acuática merme hasta su casi desaparición (se altera la cadena trófica: no hay vegetación en los fondos – no hay insectos – no hay peces…).

· En otros tramos, los vertidos de purines, fosfatos, nitratos… van a los campos cercanos al río y provocan que en esas zonas las ovas, ranúnculos, helechos y demás crezcan anormalmente y sin control, llegando a tapar por completo los cauces, dando lugar a zonas de río poco oxigenadas, con lo que ello conlleva.

· Otro de los males de nuestros ríos son las presas y minicentrales, que impiden el remonte de las especies migratorias (reo, salmón, lamprea) en nuestros cauces y que en ocasiones no respetan los caudales mínimos ecológicos y en otras sueltan agua sin control alguno.

· El mal desarrollo urbanístico. Se construyen auténticos mini-pueblos en lugares que eran de aguas permanentes “brañas” que en verano se encargaban de mantener los ríos con un caudal más o menos estable y ecológico.

· Se siguen redando las zonas de desembocadura, con lo que los peces de estuario no remontan (volvemos a hablar de reos, lampreas, anguilas).

Como consecuencia de estos males (y algún otro) salta a la vista la situación actual de nuestras cuencas fluviales:

· Ríos que se han quedado sin salmones (Ej.: Anllóns, Grande…)

· La población de trucha disminuye a pasos agigantados (tanto en cantidad como en calidad).

Ante todo esto, la Santa Administración … ¿qué hace? ¿qué dice? .- La culpa de que los ríos estén sin peces es de……… “los pescadores” claro. Se llevan más peces de los permitidos, pescan con artes ilegales, pescan a horas prohibidas…)

Entonces vamos a tomar medidas:

· Reducir cupo de capturas por pescador y día

· Reducir los días “hábiles” de pesca

· Reducir el número de permisos diarios para un tramo determinado

· Repoblar…

¿a dónde vamos?

Señores, estoy convencido de que el día que nos prohíban pescar en los ríos, el problema seguirá ahí, latente. La única diferencia será que no se conocerá el estado de las poblaciones ícticas y también opino que mientras un río no signifique más votos…. Seguirán siendo corrientes de agua que va a arrastrar todo lo que les echemos, al mar.

Con respecto a solucionar el tema soltando un cisternaza de truchas…. No sólo no se arregla el problema sino que se agrava. Me explico:

· si un río no tiene peces, primero se debe de hacer un estudio en condiciones y tratar de averiguar por qué no las tiene.

· Una vez analizado, tratar de solucionar primero ese problema (vertidos urbanos, depuradoras en malas condiciones, otros vertidos, presas…) y luego tratar de repoblar con truchas de otros tramos de ese mismo cauce para asegurar la pureza genética de los peces de ese río.

Así que, soltando truchas sin más ni más, si había un problema de contaminación, éste seguirá en el río, con lo que las truchas “echadas” correrán la misma suerte que sus predecesoras del río y las que sobrevivan se cruzarán con las pocas autóctonas que queden, dando lugar a una más que dudosa “pureza genética”.

Yo, desde este espacio (y disculpad el rollo) quiero llamar a la coherencia. De acuerdo en que nosotros, los pescadores, debemos hacer todo cuanto esté en nuestras manos por conservar lo poco que nos va quedando, e inculcar en nuestros hijos el respeto por la naturaleza que nosotros tenemos. Pero si los ríos se siguen muriendo así y nadie pone remedio… nuestra TRUCHA, REO, SALMÓN… sólo serán un recuerdo en el álbum fotográfico de nuestras memorias.


No hay comentarios: